CALLOS CON GARBANZOS (VIA RÁPIDA)

Hace unos años no me hubiese atrevido a preparar un plato tan típico y nutritivo como el que os planteo hoy. El motivo, los mitos que rodean al consumo de grasas y la dichosa dieta. Todo está cambiando, afortunadamente, se van produciendo avances en medicina y en el ámbito de la nutrición como no podía ser de otra manera y hoy nos plantean que comer de vez en cuando algo de casquería, no es solo rico al paladar sino que nuestro sistema endocrino lo agradece. Así que aprovechando por si vuelven a cambiar los parámetros vamos a preparar unos callos express. Los callos son un guiso muy elaborado porque contienen partes del cerdo o la ternera que hay que limpiar muy bien, y preparar todo eso lleva bastante tiempo; hoy la industria nos presentan los callos ya limpios y casi preparados para cocinar, únicamente vamos a darle un toque personal y así nos ahorraremos un montón de tiempo que podemos aprovechar para preparar y acompañarlos de una buena ensalada.

INGREDIENTES:

  • 1/2 kg. de callos preparados (en barra).
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo (enteros)
  • un trozo de beicon o panceta
  • 1 chorizo fresco
  • 1 morcilla
  • 500 gr. de garbanzos ya cocidos
  • pimentón dulce/picante
  • pimienta
  • sal
  • clavos
  • laurel
  • una cucharadita de comino molido
  • 200 grs. de tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • punta de una guindilla.

PREPARACIÓN:

De lo más fácil, en primero lugar ponemos en una cacerola el aceite de oliva y pochamos los dos dientes de ajos machacados junto a la cebolla troceada, cuando haya cogido ese color acaramelado que indica que está en su punto, agregamos el tomate y lo sofreímos unos minutos; ponemos el laurel, los clavos, la pimienta, el pimentón (solo un poco ya que el preparado de callos ya trae), en fin todas las especias que os indico y los garbanzos que están cocidos, justo cuando haya pasado 10/12 minutos del primer hervor (si preferis los garbanzos sin cocer hay que tener la precaución de ponerlos la noche anterior en agua y cocerlos antes de agregar los ingredientes).

Sin que el fuego esté muy vivo (recordad que el tomate se suele coger al fondo de la olla con rapidez), ponemos en la cacerola los callos troceados para ayudar a que se desagan con el calor, el chorizo en rodajas y la morcilla, dejamos unos 20 minutos fuego medio con un poco de agua (un par de vasos, pero si veis que os queda seco podeis agregar un poco más sin que quede muy caldoso -a mí me gustan más cuajado-). Para terminar ponemos la punta de la guindilla que dará picor (si os viene bien).

20160429_140624

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s